Apenas tres meses restan para que las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022 comiencen y Venezuela quedó sin entrenador por la renuncia de Rafael Dudamel, quien tendría un acuerdo con el Atlético Mineiro de Brasil. Sin duda un duro golpe para una de las selecciones que busca su cupo.

La Vinotinto era una de las selecciones que iba a llegar al premundial con un proceso más asentado pues el entrenador ya tenía poco más de tres años y estaba cosechando buenos resultados en los amistosos previos.

Pero la marcha del estratega deja al descubierto todos los problemas que tiene el fútbol venezolano. La improvisación está a la orden del día en todos los ámbitos, desde lo federativo y es la norma casi general a nivel de clubes. La incertidumbre es total.

Sin planificación

Muchos de los procesos más serios suelen tener un candidato lógico, que conozca perfectamente el entorno y sea el idóneo pues conoce a los jugadores con los cuenta y el estilo más favorable. Hoy, en Venezuela, no hay un perfil claro de qué se quiere.

La salida de Dudamel es, sin duda, un paso atrás para las grandes expectativas que tenía la Vinotinto en la búsqueda del sueño que desde aquella rebelión previa a Corea y Japón de 2002 empezó a hacerse una posibilidad un poco más real.

+ Los mejores 5 clubes de la década

En el seno directivo del fútbol venezolano hay una clara disputa de poderes, donde también interviene con mucho peso el régimen de Nicolás Maduro, algo que pesará a la hora de la elección de un nuevo director técnico.

La Vinotinto queda a la expectativa de qué pueda pasar pero hay una alta posibilidad que la decisión que se tome marque de manera negativa los años por venir. La renuncia de Rafael Dudamel pone el camino cuesta arriba haciendo aflorar todos los problemas del siempre golpeado y maltratado fútbol venezolano.


Like it? Share with your friends!

Juan Bastidas

Periodista venezolano en Santiago. Cubrí la fuente de fútbol en el Diario Versión Final (Maracaibo) y Diario Líder (Caracas).

One Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *